Mis primeros 4 meses como mamá. Se acabó la baja!

Son pocos meses para tener una opinión amplia de lo que es la maternidad, pero para ir haciendo cuerpo de lo que es ser madre, algo hacen! 🙂

Raúl, salvo por el tema del pecho que ya expliqué en el post, está siendo un niño muy fácil. Solo llora cuando tiene hambre, duerme prácticamente toda la noche del tirón desde que nació y, durante el día, el tiempo que no está con sus minisiestas, lo pasa jugando y riéndose.

Por eso, a todo el que me pregunta que si voy a tener más (que aún no tiene ni el año y ya están dando el follón…) les digo que no creo, que seguro que me sale todo lo contrario a él y no quiero.

Es un niño muy independiente, le gusta poco estar en brazos, salvo cuando va a dormirse y entonces si que se acurruca conmigo y en 2 min está KO.

No ha tenido problemas ni con las vacunas (ni una fiebre), ni con los chupetes (ya lleva 3), ni con los biberos (tiene varios y no hace ascos a ninguna tetina).

Sé que nos quedan mil cosas por vivir, y que estos 4 meses no son nada con todo lo que nos queda por pasar, pero me da la sensación de que los que vengan no van a ser muy muy difíciles, creo que Raúl va a ser un niño de fácil adaptación a cualquier situación (intuición de madre será).

Por mi parte, la semana pasada se me acabó la baja por maternidad (que de ese tema hablaremos largo y tendido en otro post, porque, como dice una compi del grupo de consulta, “tiene tela que la OMS diga que hay que mantener (si se puede) la lactancia materna hasta los 6 meses y en España las bajas por maternidad sean solo hasta los 4…). Ahora mismo estoy en los 15 días de lactancia agrupados y uniré las vacaciones de Agosto, incorporándome al despacho ya el 4 de septiembre.

Raúl se quedará con la Loca Abuela Murciana materna, por lo menos (y esto es de nuevo una idea, que luego ya veremos) hasta que ande y pueda desenvolverse a su aire en una guardería, porque, sinceramente, para que lo tengan aparcado en el carricoche y encima pagar por ello, pues prefiero que se quede con la familia y al menos así lo disfrutan más (sé que no todas las guarderías son iguales, pero un bebé que apenas sabe sentarse, que puede hacer en una guardería?).

Yo me incorporo a media jornada, por lo que ya haré por que me cunda el día y no tener que ir al despacho por las tardes nada mas que lo imprescindible y en meses punta de trabajo. Y mi intención es que esto se mantenga en el tiempo, porque tener un hijo para estar todo el día trabajando (si puedes evitarlo) no lo contemplo…

Ya os contaré como se me dá eso de currar y criar a la vez…

Besicos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *