La (insuficiente) ley bancaria española y cómo afecta a las familias

Como os decía en el apartado de quién soy, además de mamá reciente también soy asesora financiera, y al ver esta noticia hoy no he podido evitar acordarme de todas las familias que han acudido al despacho en los últimos años pidiéndonos ayuda para poder hacer frente a su situación económica por culpa de la mala praxis de las entidades financieras, entre otros organismos…

Casi a diario vienen contándonos como su banco les aprieta y ahoga por culpa, en la mayoría de los casos, de las cláusulas suelo (esas grandes desconocidas, hasta que saltó la noticia en prensa) y los productos que se les obligan a contratar para que les concedan las hipotecas.

Cuando salió en prensa la noticia de que se obligaba a todas las entidades a eliminar la cláusula y a devolver todo el dinero cobrado de más, muchos fueron (y siguen llegando) en masa al despacho a consultar si ellos la tienen. Y claro que la tienen!, en su gran mayoría, en contratos antiguos de préstamo no solían hacerse.

Personalmente, mi propio juicio por cláusula suelo sale este mes próximo de septiembre, porque sí, antes de ser asesora, era una mera ciudadana del mundo que sabía lo que podía leer por prensa y poco mas. Firmé mi préstamo en 2008, cuando aún era una administrativa rasa, que solo sabía contabilizar y facturar, poquito más.

Afortunadamente, gracias a la actualización de la ley, las entidades bancarias no podrán obligar a los usuarios a contratar productos “extra” para conceder préstamos, pero estoy segura de que seguirán usando alguna artimaña para seguir ganando dinero.

No olvidemos nunca que los bancos son empresas, y que ellos ganan dinero con nuestro dinero, por lo que, tanto yo como los compañeros de profesión, abogamos, y abogaremos siempre, porque se estandarice la figura del asesor financiero personal, como el que tiene un médico de cabecera, pues un “asesor de cabecera”, que revise todos sus contratos, gestione correctamente su patrimonio y asesore siempre para que el cliente tome la mejor decisión. En EEUU existe esa figura, en España aún no.

Y mejor no entro a hablar de las Preferentes de la CAM o el caso Bankia… porque me enervo… (que si queréis ampliar me mandáis un mail y ya os cuento jajaja)

Por eso me encanta tanto mi trabajo, porque ayudamos a la gente, aunque sea cuando el daño ya está hecho, en algunos casos, en otros, hacemos porque no llegue a producirse el daño.

Besicos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *